Telebingo Bingo Com PY: Una gran oportunidad

Telebingo Com Py

telebingo
Haga clic para ver la web https://www.talisman.com.py/

Bingo, ruleta y teorías

El caos, lejos de la teoría, es el que se forma cuando pierdes todo en el casino…
En 1908, el matemático Henri Poincaré divulgó el libro “Ciencia y Método”, en el que ponderó nuestra aptitud de llevar a cabo conjeturas.

Visualizó que juegos como la ruleta parecen de azar gracias a que las pequeñas diferencias en la agilidad inicial de la bola son muy difíciles de medir con exactitud y tienen la posibilidad de tener un efecto colosal en donde desciende. En la segunda mitad del siglo XX, esta “dependencia sensible de las condiciones iniciales” se transformó en uno de los conceptos escenciales de la llamada teoría del caos.

El propósito fue investigar los parámetros de predictibilidad en los sistemas físicos y biológicos. Cuando la teoría del caos se transformó en un campo científico, la conexión con la ruleta persistió.

Varios de los pioneros de la teoría del caos en los 70s fueron físicos como J. Doyne Farmer y Robert Shaw, que habían pasado sus días de estudiante metiendo PCs a escondidas en los casinos para medir la agilidad de una bola de la ruleta y utilizar los datos para adivinar acertadamente el resultado.

Las PCs han jugado un papel clave en la ciencia de la posibilidad.

Una de las primordiales noticias se causó en la década de 1940, por medio de un matemático llamado Stanislaw Ulam. En contraste con varios de sus camaradas, Ulam no era el tipo de persona que disfrutaba lidiando con largos cálculos. Un día se encontraba jugando Canfield, una manera de solitario que nació en los casinos, y se hizo la pregunta qué tan posible era que las cartassalierande forma que fuera viable ganar.

En vez de intentar calcular todas las opciones, se percató que era más simple sencillamente jugar numerosas ocasiones y ver qué pasaba. En 1947, Ulam y su compañero John von Neumann aplicaron la novedosa técnica, a la que le brindaron el nombre en código “El procedimiento de Monte Carlo”, para estudiar las reacciones nucleares en cadena en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México, EE.UU.

Por medio de la utilización de simulaciones por computador repetidas, lograron emprender un inconveniente que era bastante difícil de solucionar con las matemáticas habituales. Desde ese momento, el procedimiento de Monte Carlo se convirtió en una sección fundamental de otras industrias, desde la infografía hasta el exámen de brotes de patologías.

John von Neumann fue brillante en varias cosas, pero el póker no fue una de ellas.
Para investigar qué tácticas podían ser eficaces, tomo la decisión de investigar el juego matemáticamente. Aunque acertar cuáles cartas le iban a barajar era una cuestión de posibilidad, la satisfacción de ese inconveniente por sí sola no era bastante para ganar: necesitaba además predecir qué podría llevar a cabo su contrincante.

El exámen de von Neumann de juegos como el póker y baccarat llevó al campo de la teoría de juegos, que examina las matemáticas de la estrategia y la toma de elecciones entre diferentes actores. Entre los que se apoyaron en las ideas de von Neumann está John Nash, cuya historia fue contada en la película “Una cabeza extraordinaria”. Desde ese momento, la teoría de juegos se ha filtrado en la economía, la IA (inteligencia artificial) y también la biología evolutiva.